Novedades

Check out market updates

LAN Argentina comunicó el cese definitivo de su operación en el país

La decisión se había comunicado en junio del año pasado y ahora anunció el cese definitivo. Quedaban 193 empleados y la relación laboral ahora formalmente quedó finalizada.

Tras una decisión irreversible, que comunicó en junio del año pasado, Lan Argentina, la línea aérea más grande de la región anunció -a través de un comunicado- el cese definitivo de sus actividades en el país.

“LAN ARGENTINA S.A. informa que, como parte natural del proceso que siguió al anuncio del cese de actividades el pasado 17 de junio, la compañía ha dado fin al programa de retiro voluntario ofrecido a sus empleados», detalló la compañía en la misiva.

De esta manera, la empresa llegó a un acuerdo con 1.522 de los 1.715 empleados que tenia en el pais. No aceptaron la oferta de la compañía 193 trabajadores. 

Los próximos pasos se llevarán adelante en las instancias legales correspondientes.

«El impacto que ha tenido la pandemia del COVID-19 en la filial argentina y la dificultad de generar los múltiples acuerdos necesarios para enfrentar la situación actual configuraron un escenario en extremo complejo, donde no fue posible visualizar un proyecto viable y sustentable en el tiempo, generando que LAN ARGENTINA S.A. dejara de volar desde y hacia 12 destinos domésticos después de 15 años de operación ininterrumpida”, explicó la compañía en el comunicado.

“Sin embargo, los cuatro destinos internacionales que cubría LAN ARGENTINA S.A. en conjunto con otras filiales a Estados Unidos, Brasil, Chile y Perú continúan siendo operados por las otras filiales del grupo”, precisó en el comunicado. Esas operaciones, según precisaron fuentes de la compañía, serán asumidas por las filiales de Chile, Perú y Brasil.

“Desde el anuncio del cese, la compañía puso a disposición de sus colaboradores un programa de retiro voluntario mediante el cual se alcanzaron más de 1500 acuerdos individuales y finalizó de común acuerdo los vínculos con todos los gremios involucrados”, detalló.

Según trascendió, el viernes por la noche, la aerolínea les comunicó a los sindicatos y a cada uno de los 193 empleados que no firmaron un acuerdo con la empresa que la relación laboral estaba extinguida por el cierre definitivo de la operación local. 

Entre las negociaciones que la empresa llevó adelante para desarmar el negocio en la Argentina figuran la indemnización de los 1522 empleados a quienes además, se les ofreció la continuidad de ciertos beneficios, como en los planes de salud y en tickets aéreos, entre otras cosas.

Sobre los restantes 193 que no acordaron, la empresa considera que la relación contractual queda extinguida. «No hay empresa, no hay empleados», señaló una fuente de la compañía. “Se extingue el vinculo laboral respetando los topes indemnizatorios que establece la ley”, señaló. Según el régimen indemnizatorio vigente, en la última extensión de la “doble indemnización” por despido, había fijado un tope de $ 500.000.

Al mismo tiempo, dentro del proceso, la compañía concluyó la devolución de los diferentes espacios, tanto de las oficinas comerciales como de los aeropuertos en todo el país y, acordó la finalización de las relaciones con diversos proveedores”.

«Cumpliendo con los compromisos asumidos con sus clientes, la compañía continúa gestionando la devolución de los tickets domésticos, mientras que los vuelos internacionales serán realizados por las otras filiales del grupo. LAN Argentina S.A. es consciente del impacto de este doloroso pero inevitable proceso y reconoce el esfuerzo y compromiso de todos sus colaboradores a lo largo de estos años», señaló la firma.

Ya sin la operación de Lan, en enero, la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) reportó que la línea aérea de bandera -Aerolíneas Argentinas- tuvo  un 80% del mercado, seguida por Jetsmart, con 11% del mercado y Flybondi, con 7%. Mientras que, en enero del año pasado, Aerolíneas tenía 59% del total seguida por LAN (16%), Flybondi (9%), Norwegian (7%) y Andes (1%).