Novedades

Check out market updates

El shock de la pobreza: más de la mitad de los chicos menores de 6 años reciben ayuda estatal para alimentarse

La tarjeta Alimentar cubre a más de 3 millones de niños. Sus padres cobran entre $ 6.000 y $ 9.000 al mes, según la cantidad de hijos.

“La tarjeta Alimentar llega a un millón y medio de madres y padres de casi 3 millones de chicos y chicas de hasta 6 años”, le dijo a Clarín el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

De acuerdo a los datos de población, la Argentina hay 5.234.170 niños y niñas de hasta 6 años. En consecuencia, el 55% de todos los menores del país tienen los alimentos básicos a través de ese programa. Este porcentaje no solo muestra el nivel de “infantilización” de la pobreza sino que el grado en que está comprometida la propia alimentación y nutrición de esos chicos y chicas.

Con este programa, en mayor proporción las madres en condición de “vulnerabilidad social”, reciben todos los meses una Tarjeta Alimentar que, desde este mes, es de $ 6.000 con un hijo y $ 9.000 con más de 2 hijos. La tarjeta no sirve para extraer dinero en efectivo. Solo puede ser usada para la compra de alimentos de la canasta básica, excluyendo bebidas alcohólicas. Se otorga a través de la ANSeS, pero su implementación está a cargo de Desarrollo Social. Las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Tucumán y Mendoza encabezan el ránking de beneficiarios.

Tienen derecho a la Tarjeta Alimentar los padres y madres que perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) con hijas e hijos de hasta 6 años inclusive, embarazadas a partir de los 3 meses que cobren la Asignación por Embarazo para Protección Social. Y personas con discapacidad que cobran la AUH, sin límite de edad.

En febrero se aplicó un aumento del 50% sobre este subsidio y los montos pasaron de $ 4.000 a $ 6.000 para las familias con un solo hijo y de $ 6.000 a $ 9.000 para los que tienen dos hijos o más. La suba llegó después de que el ministerio de Economía ratificara que no continuará este año con el pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) por el que se otorgaron en 2020 tres bonos de $ 10.000 a hogares vulnerables.

Además, “en la dimensión nutrición se encuentra la asistencia a comedores escolares y comunitarios, también realizada por el Ministerio de Desarrollo», en articulación con los gobiernos provinciales.

Según el informe oficial hasta agosto de 2020, la Nación asistió a 19.432 establecimientos educativos con 2.844.973 estudiantes en todo el país.

«Las acciones realizadas en Comedores Escolares se encuentran orientadas al mejoramiento de los servicios alimentarios escolares en establecimientos educativos de nivel inicial, primario, albergues y/o de educación especial y consiste en aportes financieros para el refuerzo de las raciones que se brindan en las escuelas bajo convenio”, según un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso Nacional (OPC).

De acuerdo al informe de la OPC, “las tasas de pobreza e indigencia en hogares con niños, niñas y adolescentes triplicaron a las de los hogares sin ellos”. Y en los hogares con niñas, niños y adolescentes donde el Jefe o Jefa de Hogar tiene trabajo “cuatro de cada 10 hogares” están “por debajo de la línea de pobreza. Esto implica que en el 40% de los hogares, pese a contar con al menos un ingreso laboral, dicho ingreso no resultó suficiente para cubrir las necesidades básicas familiares”.