Novedades

Check out market updates

Buscan facilitar venta de inmuebles donados que están fuera de mercado

El proyecto de ley apunta a resolver la situación de miles de propietarios de inmuebles donados que tienen problemas para venderlos o usarlos como garantía de un crédito hipotecario porque, según el Código Civil, sus títulos son cuestionables jurídicamente por un plazo de hasta 10 años

Un proyecto de ley que pasó de la Cámara de Senadores a la de Diputados promete resolver la situación de miles de propietarios de inmuebles donados que tienen problemas para venderlos o usarlos como garantía de un crédito hipotecario porque, según el Código Civil, sus títulos son cuestionables jurídicamente por un plazo de hasta 10 años. Los legisladores trabajan en una modificación que permitirá destrabar esa situación.

“Es un paso importante. Es un avance para que las donaciones dejen de ser títulos observables que afectan al tráfico inmobiliario, pero sobre todo para que esta costumbre argentina de donar a hijos o instituciones no tenga complejidades”, afirmó el presidente del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, Carlos Allende.

La donación es una vía muchísimo más barata y rápida. El problema es que el Código Civil determina que esa clase de títulos, firmados ante escribanos, están sujetos a impugnaciones frente al supuesto caso de que alguna persona reclame un derecho hereditario en el futuro. El Código determina que un título de esas características tiene valor recién a los 5 años de la muerte del donante, o a los 10 años de la toma de posesión de quien recibió el inmueble. Se supone que ese sería un plazo prudencial para esperar a que aparezca un heredero que no hubiera sido tenido en cuenta. Al respecto, el vocero del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, Ricardo Blanco Lara, explicó que “esto es importante para destrabar la situación de miles de inmuebles en el mercado”.

La modificación que aprobó el Senado y ahora pasó a Diputados, determina que los títulos de donaciones de inmuebles no podrán ser observables. Con eso se garantiza que si una empresa quiere invertir en un bien de ese tipo o una persona usarlo como garantía real del un préstamo, ni el comprador en un caso, ni el banco en el otro, tendrán problemas jurídicos. El título de propiedad tendrá valor y en caso de un reclamo, el conflicto se resolverá entre el que recibió la donación y el supuesto heredero. Fuentes del mercado indicaron que en las provincias hubo muchos casos en que los bancos rechazaron títulos de inmuebles donados que se presentaron para un crédito Procrear.

Martha Liotto, vicepresidenta del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba), explicó que “la donación frena muchas posibles operaciones inmobiliarias”. “Cuando no hay herederos directos la donación es una buena solución, pero la ley lo complicó”, señaló Liotto.

Fuentes del Colegio de Escribanos y de Cucicba coincidieron en que el grado de judicialización de títulos de donación de bienes es muy bajo. En los tribunales no habría más de 20 casos por año. Lo que indica que en general, cuando se trata de donaciones entre familiares hay acuerdo de partes. Y si se trata de donaciones a terceros, no aparecen reclamos. La modificación, en caso de ser aprobada, también beneficiará a organizaciones de bien público. Entidades como UNICEF, la Cruz Roja y la AMIA respaldan el proyecto, porque podrían aceptar títulos y venderlos en el mercado de manera inmediata. Hasta ahora vienen rechazando ese tipo de donaciones porque son difíciles de comercializar.

El titular de la Comisión de Seguimiento Legislativo del Colegio de Escribanos, José María Lorenzo, señaló en un memorándum presentado a los legisladores que “el actual ordenamiento jurídico, impide, además, que el donante pueda, en vida, participar y disfrutar de la concreción de su aporte patrimonial a la persona jurídica sin fines de lucro”.